lunes, 5 de marzo de 2012

Electricidad a partir de algas

Premian en EE.UU. a un alumno argentino por un invento

Por Valeria Román - Clarin

Matías Doublier. Su invento ayudaría a comunidades rurales.
Etiquetas

04/03/12 - Clarin

Supo combinar su preocupación por el ambiente con su pasión por emprender. A los 19 años, Matías Doublier ya inventó un dispositivo que permite obtener electricidad a partir de algas, y fue premiado en los Estados Unidos. Recibió en pleno Wall Street, en Nueva York, uno de los Premios Estudiantes emprendedores Globales en la categoría “impacto social”. Porque su desarrollo permitirá ayudar a las comunidades rurales que aún no tienen luz eléctrica.

Vive con su familia en Moreno, es hincha de Chicago y cursa administración de empresas en la Universidad Austral. “Doublier ganó el premio como fundador de Electryalg, que ofrece una solución verde que convierte a las algas en electricidad a bajo costo para casas de pequeñas comunidades rurales que no tienen acceso a la electricidad convencional”, explicó a Clarín la vocera de la entidad que da los galardones, la Organización de Emprendedores.

Una de las preocupaciones de Doublier es que 24 de cada 100 personas en el mundo hoy no tienen energía eléctrica para su vida diaria. “Hay que resolver la crisis a nivel mundial y las energías verdes son una forma viable de solucionar ese problema”, aclaró. Por eso, se puso a pensar alguna estrategia. Con apoyo del ingeniero Jorge Fossati se concentró en el desarrollo de un bioreactor. “Sabíamos que las algas pueden crecer no solo en la costa. Y con esa idea, desarrollamos un dispositivo que funciona como una aspiradora de algas. Les saca un aceite que luego puede ser utilizado como energía eléctrica”, explicó. Y Si bien existen otros desarrollos verdes a partir de algas que permiten producir biocombustibles en grandes cantidades, el bioreactor premiado en los Estados Unidos es original. Se diferencia porque “es para un circuito cerrado, ya que la persona o la institución que lo adquiere produce en su propio terreno la cantidad de algas que necesita. Con el aceite que obtiene produce electricidad. No tiene la función de producir biocombustible sino generar electricidad”, comparó. Y destacó otro beneficio: “Es más barato en comparación con molinos o paneles solares”.